Conclusiones del VI Seminario Internacional de Gestión Judicial

Octubre 10, 2008 | publicado por CEJ en Noticias del CEJ



“El gran desafío es eliminar el expediente”

thumb_vi_seminario_internacional_de_gestin_judicial200 mil dólares al año en papel, 800.000 dólares en toner. Esa es la cifra que actualmente gastan los Poderes Judiciales en América Latina para llevar adelante una justicia que no funciona, según la percepción de la mayoría de los ciudadanos. “A mayor cantidad de gastos en papel, mayor retraso en la justicia, porque seguimos presos en los expedientes”, dice Leticia Lorenzo, coordinadora de estudios del Centro de Estudios de Justicia de las Américas, como conclusión del VI Seminario Internacional de Gestión Judicial “Avances y nuevos desafíos en la gestión Judicial”, que por primera vez se realizó en Paraguay, los días 7 y 8 de octubre del 2008.




De esta manera, el país fue sede del más importante evento de discusión para la modernización de la justicia en la región, liderado por el Centro de Estudios de Justicia de las Américas, CEJA, organizadora del Seminario juntamente con la Corte Suprema de Justicia, el apoyo del Centro de Estudios Judiciales del Paraguay (CEJ), y el Programa Umbral de USAID.

“Al papel le damos el rol de guardián de seguridad. No se animan nuestros países en avanzar hacia formas más seguras de guardar la información, la digital. Por otra parte está por definirse qué información queremos guardar”. Esto lleva a otro tema: la gestión de una información de calidad y confiable, tema de varias ponencias en este seminario, y que tiene entre sus referentes normativos el Plan Iberoamericano de Estadística Judicial (PLIEJ).

Otra preocupación discutida en el seminario hizo referencia a la ética. “Debeos construir controles externos y permitir controles internos efectivos que muestren cuál es el trabajo que hace el juez. Debemos superar el concepto de que la ética es incomensurable, inmedible. Lo importante es lograr la confianza de la ciudadanía en el Poder Judicial”, dijo Leticia Lorenzo.

También agregó: “Pero no podemos establecer un sistema disciplinario para castigar o reprimir, sino mejorar el sistema de servicio que prestamos al ciudadano. La frontera es muy sutil”.

Un tema de debate fue la delimitación de la competencia del juez, la cual debe circunscribirse a la labor jurisdiccional, según dijeron los diversos conferencistas y panelistas. “Se habló mucho del juez que queremos: debemos seguir reflexionando porque no está claro por qué los jueces se preocupan tanto en no delegar la función administrativa. Esto es algo que tenemos que seguir discutiendo”, dijo Lorenzo.

En el seminario hubo consenso en que lograr la eficiencia de la justicia incluye la digitalización de la misma, el establecimiento de un sistema que permita contar con información confiable y de calidad, y la evaluación efectiva de los magistrados. Pero también quedó en claro que el tema central par a lograr la reforma judicial es avanzar hacia la oralidad, como lo advirtió el doctor Alberto Binder, prestigioso procesalista argentino, durante el evento.

“Lo central es el entorno del debido proceso y este entorno lo constituye la oralidad. Pero no hablamos de oralidad como un simulacro oral del sistema escritural, basado en los expedientes. La oralidad es producir la información en la audiencia y registrarlo, y tomar las decisiones de una forma distinta, con un mínimo de papeles. El gran desafío es eliminar el expediente”.

El Seminario contó con la participación de renombrados expertos latinoamericanos, como Luis Paulino Mora, Presidente de la Corte Suprema de Justicia de Costa Rica;  Héctor Chayer, director Ejecutivo de FORES, Argentina; y Rodolfo Mérida Rendón, Consejero de la Judicatura de Bolivia.

 

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 Both comments and pings are currently closed.

no
Menu Title