“El control de la constitucionalidad es el corazón del problema de la política democrática”

Abril 29, 2009 | publicado por CEJ en Sin categoría

“El control de la constitucionalidad es el corazón del problema de la política democrática”, dijo el experto constitucionalista francés, Dominique Rousseau durante una conferencia sobre Justicia Constitucional: Importancia de los tribunales constitucionales; y la experiencia francesa, el 23 de abril, en un evento organizado por la Embajada de Francia, el Ministerio de Justicia y el Centro de Estudios Judiciales (CEJ).

 

Actualmente, el debate sobre la justicia en Francia se hace en base a dos argumentos, aseguró el profesor Rousseau. El primero es “La ley es expresión de la voluntad general”, y el segundo, “La ley solo es expresión de la voluntad general en el respeto de la Constitución”. “El debate se relaciona con el rol de la intervención de los jueces constitucionales en el funcionamiento de las instituciones”, explica Dominique Rousseau.

“La justicia constitucional nos obliga a preguntarnos si la democracia es solo el voto, y que luego la mayoría (representantiva) haga lo que le parezca, o si es esto más el respeto a las leyes fundamentales”, explicó el profesor Rousseau, quien puso como ejemplo que si en Francia, el Congreso sanciona una ley que niega el voto a las mujeres, el juez constitucional puede vetarla por estar contra el principio de igualdad de la constitución. “Es una cuestión de filosofía política”.

Francia tiene un modelo de justicia constitucional concentrado, en el cual la Constitución es controlada por un organismo distinto a la Corte Suprema de Justicia. La Corte Constitucional francesa tiene la sola función de controlar la constitucionalidad de las leyes, mientras que en Paraguay, la Corte Suprema de Justicia tiene competencias materias constitucionales, civiles y penales”.

Los jueces constitucionales son nombrados por 9 años y no son renovables al final de su periodo. Durante su mandato son inamovibles, solo si no respetan las obligaciones de inherentes al cargo. Por ejemplo, si revelan a la prensa los secretos de juzgamiento. Dentro de esta hipótesis, es la corte constitucional que puede revocar al juez constitucional que no respeta el secreto.

Con la organización de este evento, el CEJ apuntó a impulsar la búsqueda de un modelo de jurisdicción constitucional que responda a la realidad paraguaya, para el mejoramiento del sistema de administración de justicia. La eexperiencia del modelo francés, transmitida por el prestigioso jurista Dominique Rousseau, fue de utilidad para apreciar ventajas y diferencias del sistema.
Dominique Rousseau fue miembro del Consejo Superior de la Magistratura de Francia en los años 2002-2006, y actualmente se desempeña como profesor de Derecho Constitucional y Derecho Constitucional Europeo de la Universidad Montpellier I, donde además dirige el Centro de Estudios e Investigaciones Comparativas Constitucionales y Políticas (C.E.R.C.O.P.). Por otra parte, Rousseau es miembro del comité de redacción de la Revue du Droit Pubic (Revista de Derecho Público) y de la Revista European Constitutionnel Law.

Por un mejor modelo de justicia: punteo acerca de la jurisdicción constitucional
En el marco de la necesidad de impulsar un mejor modelo de justicia constitucional para el país, el Centro de Estudios Judiciales propone para el debate jurídico político los siguientes temas:

  • ¿Qué tan conveniente es mantener un sistema de control constitucional concentrado en los términos que recepta nuestra legislación? ¿Cuáles son sus ventajas y desventajas?
  • ¿Cuáles son las ventajas y desventajas de optar por un sistema de control difuso? ¿O de optar por un sistema mixto?
  • El ordenamiento legal vigente, atribuye el control de constitucionalidad por una parte, a la Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia y, por otra parte, a la Sala Plena de la Corte Suprema de Justicia. ¿Es conveniente mantener esta dualidad, más allá de que clarifiquemos en qué casos actúa uno u otro órgano?
  • ¿Es conveniente mantener el control de constitucionalidad en manos de la Corte Suprema de Justicia a través de una de sus salas o debemos optar más bien por un Tribunal independiente de la Corte?
  • En cuanto a los efectos de las sentencias emergentes del control de constitucionalidad, es necesario también discutir su alcance, vale decir si sus efectos ¿deberían ser siempre inter partes o si podrán serlo erga omnes?, en cuyo caso habrá que discutir también en qué supuestos tendrán este último efecto.
  • También habrá que discutir la conveniencia o no de incorporar el control de constitucionalidad abstracto, ¿en qué casos, con qué límites, quiénes estarían legitimados para demandarlo?
  • Habrá que pensar también en cuáles son los límites para evitar que el órgano de control de constitucionalidad se convierta en un legislador positivo, o si está bien que actúe como tal.
  • Otro aspecto que habrá que repensar y discutir es el relativo a las vías dispuestas para procurar el control de constitucionalidad y la idoneidad de los procedimientos aplicables.

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 Both comments and pings are currently closed.

no
Menu Title