El CEJ considera necesario impulsar la participación de jóvenes para mejorar la calidad de la democracia

Septiembre 20, 2011 | publicado por CEJ en Noticias del CEJ

Datos revelan escasa participación de jóvenes en el escenario político.

Mensaje del Centro de Estudios Judiciales (CEJ) en el día de la Juventud, desde el área Justicia y Política, coordinada por Rodrigo Medina: “El País necesita un cambio generacional  dirigencial, con nuevas mentalidades y  con capacidad técnica para asumir los desafíos de un mundo moderno. En los últimos años se ha venido observando que personas que no reúnen las condiciones necesarias ocupan puestos claves en el gobierno. Esto no solo retarda el crecimiento sino entorpece toda posibilidad de cambio, debemos empezar a valorar, la educación, la creatividad, que son elementos fundamentales para lograr desarrollo en un mundo tan cambiante y competitivo como el que estamos viviendo actualmente.

La educación, la información, la preparación, las posibilidades de oportunidades para los jóvenes son los elementos centrales que nuestro país necesita para avanzar a un desarrollo más sostenible. El desafío es lograr mayor participación en el control de la corrupción, en la lucha contra el nepotismo y el clientelismo, para generar mayor y mejores oportunidades para todos, para una mejor la calidad de nuestras instituciones y para fortalecer la democracia. Porque el control y la participación son  elementos centrales para avanzar en verdaderos procesos de cambio.

Datos preocupantes
El 59,3% de la población del Paraguay actual es joven. Y la última Encuesta Nacional de la juventud “ENJ” (realizada en el 2010) arroja datos preocupantes sobre la posibilidad de generar protagonismo en el sector juvenil. Del total de la muestra -2006 personas entre 15 y 29 años-, el 52% representaba a la clase baja y solo el 6% a la clase alta. Ahí ya hay un riesgo de discriminación.

Ahora bien, haciendo un análisis sobre la participación de los jóvenes en estadísticas, ENJ habla que del 100% de los encuestados 61,3% no participó nunca en grupos o movimientos políticos, y solo el 38,3% lo hizo. De este último grupo, solo el 5% manifiesta haber activado en un partido político. El mayor grupo, el 44%, corresponde a su participación en sectores religiosos, mientras que el 19% en comisiones vecinales y asociaciones de barrios, y el 8% en centro de estudiantes. El dato nos lleva a pensar en que los jóvenes no están marcando la agenda pública desde los grupos o movimientos políticos.

La mayor preocupación sobre la cual deberíamos enfocar esfuerzos es la participación en el escenario político. ¿La juventud está separada del escenario político? ¿No tiene interés? ¿O realmente no sabe que es la política? Se pone en evidencia la ausencia de jóvenes 25 a 30 años en la cámara de diputados, por lo que el sector verdaderamente no está representado y tampoco está presente en el ejecutivo, dentro de los ministerios. Como contexto actual, podemos observar baja calidad del sector político, ausencia de planes relacionados a la juventud, poca participación de actores juveniles en procesos de cambio y la separación de segmentos en lo que respecta a tomas de poder en los partidos políticos.

Los datos evidencian la necesidad de fortalecer la participación política juvenil, para que la agenda pública refleje realmente el interés y la preocupación del sector. Las instituciones educativas tienen la gran responsabilidad de construir el pensamiento cívico, pero los partidos políticos y las familias deben fomentar el desarrollo de la personalidad política de cada joven para construir todos juntos el país que queremos. El fortalecimiento de la democracia solo se da con la participación de toda la ciudadanía”.

 

Lea el artículo de opinión publicado por Rodrigo Medina en el diario La Nación (27/09/11)

 

 

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 Both comments and pings are currently closed.

no
Menu Title