Responsabilidad Social

El Centro de Estudios Judiciales se compromete con el principio de que todas las personas deben tener acceso igualitario a sus instalaciones, programas y empleos, sin considerar las características u opciones personales que no se relacionen con la capacidad, la idoneidad o el desempeño de las personas.

El Centro de Estudios Judiciales rechaza todo tipo de discriminación, hostigamiento, intimidación y represalia contra cualquier persona, por motivos de raza, color, nacionalidad, origen étnico, idioma, religión, opiniones políticas o de cualquier otra índole, afiliación a un partido o movimiento político, origen social, posición económica, edad, sexo, orientación sexual, identidad de género, estado civil, estado de salud, discapacidad, aspecto físico o cualquier otra condición social, que tenga por propósito o resultado menoscabar, impedir o anular el reconocimiento, disfrute o ejercicio, en condiciones de igualdad, de los derechos, libertades y garantías reconocidos a todas las personas.

 

Entendemos por: Hostigamiento como el acto de molestar a una persona o burlarse de ella de manera insistente. Intimidación es la acción de causar o infundir miedo para lograr un fin. Represalia es la respuesta de castigo o venganza por alguna agresión u ofensa.

 

El Centro de Estudios Judiciales espera que sus miembros, consultores, voluntarios y demás integrantes, en cualquier momento y lugar, mantengan un entorno libre de discriminación.

 

Promovemos el principio universal de que: “Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos y, dotados como están de razón y conciencia, deben comportarse fraternalmente los unos con los otros” (Artículo 1 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos).

 

Solución de conflictos.

El Centro de Estudios Judiciales, propicia la cultura de la Paz, utilizando la mediación y el Dialogo para la solución de sus conflictos internos, ante cualquier controversia que surja en la ejecución de sus programas.-

no
Menu Title